Una escuela crítica y solidaria

warning: Creating default object from empty value in /home/virtualmin/redires.net/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Didáctica para una crisis

Según leemos en el Capítulo II del Real Decreto 1105/2014:
Artículo 11 Objetivos de la Educación Secundaria Obligatoria contribuirá a desarrollar en los alumnos y las alumnas las capacidades que les permitan:
“a) Asumir responsablemente sus deberes, conocer y ejercer sus derechos en el respeto a los demás, practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las personas y grupos, ejercitarse en el diálogo afianzando los derechos humanos y la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, como valores comunes de una sociedad plural y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía democrática. [...]”

Más adelante, en el Capítulo IV:
Artículo 33 El bachillerato contribuirá a desarrollar en los alumnos y las alumnas las capacidades que les permitan:
“a) Ejercer la ciudadanía democrática, desde una perspectiva global, y adquirir una conciencia cívica responsable, inspirada por los valores de la Constitución española así como por los derechos humanos, que fomente la corresponsabilidad en la construcción de una sociedad justa y equitativa.
b) Consolidar una madurez personal y social que les permita actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar su espíritu crítico. Prever y resolver pacíficamente los conflictos personales, familiares y sociales. [...]”
Por tanto, el ejercicio del pensamiento crítico, como requisito para el desarrollo de una ciudadanía madura es uno de los objetivos de la educación. ¿De qué manera podermos darle el debido cumplimiento? Creemos que las prácticas docentes que se recogen en el siguiente artículo serían una buena respuesta.

http://diarieducacio.cat/l1-entra-aules-docent-no-inhibir-me-davant-preg...

Sin embargo, en la prensa estos días encontramos noticias que, como mínimo, cncuentran un difícil encaje en nuestro marco legislativo-pedagógico:

http://www.diarimes.com/es/noticias/actualidad/2017/10/13/un_profesor_ga...

Desde aquí, carentes de más información que la aportada por los medios de comunicación, solicitamos que sea la inspección educativa quien dirima si el profesor se extralimitó en sus funciones. Consideramos de todo punto inadmisible otro tipo de intervención o injerencia en la labor docente.

Como integrantes del Grupo Illeta de la Red Ires, ante la situación convulso y crítico que vivimos, quisiéramos dejar también aquí una “Guía básica ante las discrepancias”, que consideramos útil para nuestras aulas y, por lo mismo, extrapolable al contexto social.

Rafael Porlán: “Los alumnos viven en el siglo XXI y la escuela en el XIX”

Entrevista a nuestro compañero Rafael Porlán en Tiching24/11/2016

http://blog.tiching.com/rafael-porlan/?utm_content=CMPRafaelPorlan&utm_m...

¿Cómo cree que debe ser el material pedagógico con el que el profesor enseña en clase?
No como los libros de texto actuales, que tienen una concesión única de la tarea, y no tienen en cuenta la diversidad de niños y contextos que se pueden dar en un aula. Los materiales pedagógicos deben estar diseñados por los propios maestros, adaptándolos a las necesidades de sus alumnos.

Medidas urgentes frente a la LOMCE

Medidas urgentes que proponen la comunidad educativa y organizaciones sociales y políticas para el curso 2016/2017, con el objetivo de evitar la expulsión de alumnos/as del sistema educativo y la pérdida de democracia en los centros escolares.

Ante las negociaciones para la formación de un nuevo gobierno, la comunidad educativa y organizaciones sociales, políticas, de padres y madres y estudiantes exigen un acuerdo que evite el aumento del fracaso escolar y restituya la democracia y la equidad en el sistema educativo. Se trata de una serie de medidas urgentes para el próximo curso, para las que pedimos el compromiso de los partidos políticos para su inmediata puesta en práctica, considerándolas claves en el acuerdo de una nueva ley educativa, cuyas bases deberán establecerse mediante el diálogo y la participación de la comunidad educativa.

No se trata de un acuerdo definitivo por la educación sino medidas de urgente aplicación para el curso próximo que frenen el desastre en que se está convirtiendo el sistema educativo a juicio de la comunidad escolar. La reforma de Ley Orgánica para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) no se puede pactar con unas pocas medidas superficiales realizadas con prisas para formar gobierno cuando la comunidad educativa y la mayoría de fuerzas políticas están pidiendo su derogación. Una ley que dé estabilidad al sistema educativo necesita participación, debates y consensos que consigan cambiar la inercia que han tenido las últimas leyes educativas.

1. Frenar el aumento del fracaso escolar, la segregación temprana y la expulsión del alumnado de los centros.

La escuela que proponemos

Buscar

ETIQUETAS

Contacta 

¡Suscríbite!