Respuesta de la Red a la DT de Educación de Alicante por su falta de apoyo al uso de metodología investigativa en un centro público


Red Ires - Posted on 01 May 2016

Ante la situación vivida por una compañera docente en un IES de la red pública del sur de la Comunidad Valenciana, en donde trabajar de forma investigativa le ha supuesto problemas durante todo el curso, el grupo territorial Illeta de Alicante, junto con todos los demás miembros de la Red IRES (Investigación y Renovación Escolar), http://www.redires.net, manifestamos:

1. Nuestro total apoyo a las actuaciones de nuestra compañera a lo largo de este curso y de toda su trayectoria profesional que, asimismo, ha sido reconocida con diversos premios a nivel estatal.
2. Nuestra total perplejidad ante el hecho de que la misma Administración Educativa, que hace uso de la experiencia de esta profesora certificando su capacidad para la impartición de cursos de formación para el profesorado, se abstenga sin embargo de actuar ante los requerimientos de nuestra compañera. En múltiples ocasiones ha presentado escritos que denuncian las prácticas coercitivas de las que es objeto por parte del equipo directivo de su centro, que desde que comenzó el curso trata de hacerla desistir de su empeño en trabajar en coherencia con sus criterios pedagógicos. A día de hoy, dichos requerimientos no han recibido ninguna respuesta oficial por escrito, lo que en la práctica se traduce en un refuerzo implícito a la dirección del centro.
3. Nuestro más rotundo rechazo ante el proceder de la Inspección Educativa y la Dirección Territorial de Educación de Alicante hasta la fecha en este caso. Nos parece que evidencian una enorme falta de sensibilidad y una ausencia de apoyo real para con el profesorado que verdaderamente se preocupa por innovar y mejorar su práctica docente implicándose en el buen funcionamiento en las aulas y en el centro. No es de recibo que se haga oídos sordos a las demandas de una trabajadora que únicamente está solicitando que se le permita desempeñar honestamente su labor. El silencio de los responsables los convierte en cómplices de los atropellos que han estado consintiendo.
4. Nuestra estupefacción ante el hecho incomprensible de que, por activa y por pasiva, se esté poniendo obstáculos a nuestra compañera por usar la metodología investigativa cooperativa. Dicha metodología cuenta con un vastísimo andamiaje teórico, ha sido avalada desde distintas universidades y por numerosas investigaciones didácticas y pedagógicas desde hace décadas. Además, es coherente con los principios explicitados en los marcos legales vigentes. A modo de ejemplo: entre los objetivos de secundaria y bachillerato especificados en el Decreto que recoge el currículo autonómico, se indica que la actividad docente debe avanzar en las líneas metodológicas que nuestra compañera lleva años desarrollando, con la dificultad añadida que supone tener que comenzar cada curso en un centro diferente, habida cuenta de su condición de interina.
5. No entendemos por qué razón la Administración Educativa hace dejación de sus funciones en este caso, cuando debería velar por el cumplimiento de sus propias normativas.
6. Recordamos que en ocasiones anteriores, ante denuncias presentadas, como en el caso del IES Las Norias, la Administración ha intervenido prestamente y de forma muy beligerante contra los equipos directivos, procediendo a la apertura de expedientes, que fueron recurridos y que tras un tortuoso proceso quedaron sin efecto. Se daba la circunstancia de que la directiva de las Norias se había significado con anterioridad, mostrándose abiertamente crítica con algunas decisionoes de la Conselleria d'Educació. Sin embargo y ante una directiva que está incurriendo en múltiples irregularidades y actuando con su profesorado de manera contraria a la Ley, la Administración permite los hechos descritos en los puntos precedentes de forma pasiva, y pese a las múltiples irregularidades que allí se han venido produciendo testimoniadas por esta y otros docentes, el respaldo de la Administración al equipo llega hasta su inminente renovación como directiva para otros cuatro cursos más.
7. En nuestra opinión, dada nuestra experiencia acumulada durante muchos años como docentes, y a la vista de los hechos enunciados, es fácil deducir que la Administración suele funcionar siendo estricta y rigurosa cuando le interesa, utilizando la normativa, prolija y muchas veces farragosa e interpretable, como un arma disuasoria contra sus trabajadores cuando se siente amenazada por ellos, como ilustra el caso de las Norias. De no ser así, la tendencia es a dejar que el sistema actúe por una inercia fuertemente jerarquizada, pasando de largo y obviando evidentes y flagrantes incumplimientos de esa misma normativa. Lo que nos lleva a establecer la siguiente conclusión: es el cuestionamiento de la cadena de mando lo único que parece desencadenar una actuación contundente por parte de nuestros máximos responsables. Poco importa que este cuestionamiento se haga en nombre de criterios pedagógicos reconocidos legalmente, porque lo que está en juego aquí es el poder, no la pedagogía.

Por todo lo anterior solicitamos que la Administración Educativa cumpla con sus obligaciones y se sirva responder a los requerimientos de nuestra compañera, reconociéndole por escrito aquello que ya le ha reconocido verbalmente: que su trabajo este año se ajusta a lo que la legalidad establece, dado que su directiva la sigue acusando a día de hoy de estar contraviniendo las instrucciones expresas que le dieron acerca de cómo debía trabajar en ese centro. Nos encontramos en una situación kafkiana y de ahí que hagamos una solicitud un tanto llamativa: pedimos que se certifique por escrito el derecho de la docente a cumplir con su deber, y que se oriente a los equipos directivos o a cualquier otro empleado para que actúen conforme a ley, e intervenir - si es el caso - de modo que se corrijan los errores o malas praxis que puedan producirse. Concluimos reclamando, como ciudadanos y docentes que en todos los centros educativos, más si cabe en los sufragados con fondos públicos, se respeten y se cumplan las leyes que, como las referidas a la innovación docente y a la promoción de la participación activa del alumnado, nos permitan a todos seguir trabajando por y para una educación pública y de calidad.

Red IRES, 25 de abril de 2016

La escuela que proponemos

Buscar

ETIQUETAS

Contacta 

¡Suscríbite!