La comunidad entra en las aulas


Ana González - Posted on 26 May 2014

Una experiencia de grupos interactivos en el IES Altaia de Altea, Alicante

Viqui Ferrer González, Pepa Gisbert  y Ana Mª González Benítez

Un grupo de personas del IES Altaia, entre ellas su equipo directivo, entendemos que la educación o es inclusiva o no es educación, que la educación es para tod@s y cada uno de los niñ@s del aula, no solo para los chic@s que se adaptan al sistema. El profesor es el que tiene que crear el clima, poner los recursos y la metodología para que todos l@s niñ@s construyan su conocimiento y se desarrollen como ciudadanos. La comunidad dentro de las aulas aporta la diversidad de interacciones que los niños necesitan para hacer un aprendizaje dialógico, que pretendemos consigan con los grupos interactivos (GI).

Antecedentes

Desde el curso escolar 2007/2008 en que dos profesoras asistieron al curso del CEFIRE

"Diversitat i escola inclusiva", la experiencia inclusiva ha ido creciendo en nuestro centro

sorteando dificultades. Lo que en sus inicios comenzó con "Una experiencia de

educación inclusiva en el IES Altaia: dos profesor@s en el aula" (1), llevado a cabo por

una profesora de Ciencias Naturales y la maestra de Pedagogía Terapéutica, se fue

extendiendo, curso a curso a otras profesor@s de Ciencias y a otras materias: Geografía e

Historia, Castellano, Valenciano, Plástica y Música.

En el centro, durante estos años, se han venido realizando otras actividades dentro de

esta filosofía inclusiva:

La implicación en la campaña Rumbo a Gaza desde sus inicios y el seguimiento de la

labor de estos activistas en la nueva iniciativa Arca de Gaza, Navegamos desde Gaza

contra el bloqueo en el presente curso.

La participación en el proyecto Obrim una finestra al món.

La realización de los proyectos interdisciplinares de centro Son de mar y Mar de

paraules.

El uso de producciones realizadas por alumnos de un curso como material didáctico

para otros grupos.

Unir grupos y materias para desarrollar actividades comunes: huerto, actividades de

laboratorio como fabricar jabón....

El cuidado del huerto escolar.

La programación de charlas con personas del pueblo sobre actividades vinculadas al

entorno como son la pesca en el Mediterráneo, costumbres a lo largo del tiempo en

Altea, el sistema de riego en la huerta alteana...

El inicio en el uso de las Tertulias Científicas como herramienta a partir del libro “La

Historia más bella del mundo” con alumnos de Bachiller.

Introducir los Grupos interactivos a partir del segundo trimestre. Y este es el tema en

el que nos vamos a centrar. 

 

El ambiente que se respira en nuestro IES no es diferente del de otros centros, las

dificultades con que nos inunda las Administraciones Educativas, las inercias

conformistas de algun@s compañer@s y nuestros propios miedos no deben restar, sino

sumar en nuestra tarea diaria.

Todas estas iniciativas han impulsado la inclusividad en el centro y llevado a los

profesores implicados a la necesidad de ir más allá, hacia una educación que conduzca a

l@s alumn@s a ser libres y capaces de perseguir sus sueños, y esa meta solamente se puede conseguir con la participación de las familias en la vida escolar de sus hijos, de ahí

que el trabajo con Grupos Interactivos tenga una importancia relevante para lograr que

la comunidad escolar del IES ALTAIA se convierta en base de una Educación

Emancipadora.

Para lograrlo, desde el aula, los profesores nos planteamos la consecución de una serie de

objetivos:

Aplicar estrategias educativas inclusivas que no abandonen o den la espalda a ningún

chic@ y educar en la diversidad de culturas, de personas....

Enriquecer el aula, hacerla más dinámica y abierta al mundo que nos rodea. Un aula en

la que l@s alumn@s conozcan su mundo y sean capaces de crear una mirada crítica de

lo que les rodea.

Posibilitar y favorecer el crecimiento personal positivo de cada alumn@.

Fomentar en el/la alumn@ la construcción de su conocimiento a partir de un

aprendizaje activo y cooperativo, con ayuda de todos sus compañer@s sin excluir por

sus capacidades cognitivas a l@s alumn@s con necesidades educativas especiales.

Motivar a tod@s l@s alumn@s por igual.

Ampliar y enriquecer nuestra labor docente desde la mirada de otra persona en el aula,

sea profesor o voluntario.

 

Curso 2013/2014, nos proponemos hacer grupos interactivos (GI)

Durante el curso 2012-2013, asistimos a un seminario que organizó un colegio de Calpe que quería ser Comunidad de Aprendizaje, nos sirvió de sensibilización a los 3 profesores que fuimos y que a la vez transmitimos al claustro. Al comienzo de este curso 2013-12014 invitamos al jefe de estudios del CEIP Mestre Gaspar López, colegio de Benidorm que se constituyó como Comunidad de Aprendizaje en el curso 2012, para que nos explicara la experiencia y esta charla sirviera de sensibiliación a los compañeros del instituto. Al mismo tiempo comenzó un seminario de Escuela Inclusiva en la provincia de Alicante que se celebra un sábado al mes en el CEIP Mestre Gaspar López de Benidorm y al que estamos asistiendo 4 profesores de nuestro centro.

Teníamos las condiciones que hacían idóneo el momento de comenzar: La primera, nos sentíamos informados y formados como para comenzar a hacer grupos interactivos (GI) en nuestras aulas; la segunda, hacía años que queríamos hacer notar a los padres que son parte activa del aprendizaje de sus hijos; y tercera, teníamos el apoyo y empuje del nuevo equipo directivo. Así es que en el segundo trimestre comenzamos a realizar los grupos interactivos en cuatro aulas.

Los grupos interactivos (GI) forman parte de las actuaciones de éxito dentro de las Comunidades de Aprendizaje. Los grupos interactivos son una manera de organizar el aula en grupos heterogéneos (respecto al nivel de aprendizaje, cultural, de género, etc de 4, 5 o 6 alumnos, a cada grupo se le propone una actividad distinta. En nuestro instituto hemos repartido al alumnado en 3 o 6 grupos, dependiendo del número de alumnos de cada aula, y hemos propuesto 3 actividades diferentes distribuidas en tres o seis mesas y cada grupo cambia de actividad y mesa a los 12 minutos, que es el tiempo que tienen para hacerla.

Con cada grupo interactivo (GI) hay un adulto voluntario que dinamiza las relaciones, les ayuda a organizarse para resolver la actividad, pregunta a los niños y anima a que todos participen sin dar la solución ni decir cómo conseguirla. Los voluntarios son padres, madres, familiares, estudiantes en prácticas, personal no docente del centro, que entran al aula para participar en la educación de sus hijos. Cada voluntario se encarga de una actividad en una mesa. Los grupos pasan por cada mesa y realizan la actividad que dinamiza un voluntario.

El aprendizaje dialógico, desde una concepción comunicativa, entiende que las personas aprendemos cuando interactuamos con otras personas. Construimos el conocimiento desde lo social y después lo interiorizamos como conocimiento propio. Cuando el diálogo se basa en relaciones de igualdad y no de poder, todos tenemos conocimiento que aportar, reconociendo así la inteligencia cultural de todas las personas.

Por medio del diálogo transformamos las relaciones, nuestro entorno y nuestro conocimiento. Así es que “El aprendizaje dialógico se produce en interacciones que aumentan el aprendizaje instrumental, favorecen la creación de sentido personal y social, están guiadas por principios solidarios y en las que la igualdad y la diferencia son valores compatibles y mutuamente enriquecedores.” (2) (3)

Cuando se hacen grupos interactivos (GI) todos los alumnos están en clase, también los que tienen más dificultades, todos tienen la misma actividad para resolver, como los demás son escuchados y abordan la actividad a su nivel. El voluntario en cada grupo promueve el diálogo igualitario y cuida de que no haya relaciones de poder entre los alumnos ni entre él y los alumnos. En estos grupos todos aprenden, los niños que más saben, que han acabado la actividad, ayudan a los que tienen más dificultades y al mismo tiempo desarrollan nuevas habilidades para explicar sus conocimientos.

Las actividades que programamos par los GI son cortas 10-15 minutos, ya que solo disponemos de una sesión de 50-55 minutos. Las actividades que se proponen pueden ser de repaso de la materia estudiada o actividades para empezar un tema y recordar lo que ya saben. En el IES Altaia proponemos actividades para resolver en grupo y no de manera individual. Se busca que haya un diálogo igualitario entre todos los componentes para, antes de escribir la solución de su libreta, resolver la actividad de forma conjunta. El cambio entre una actividad y otra se avisa con música y los alumnos tienen dos minutos para relajarse.

La experiencia: las familias dentro del aula como voluntarios de los grupos interactivos (GI)

La experiencia de los grupos interactivos (GI) se comenzó durante el segundo trimestre del curso 2013-2014. Se envió una nota a los padres de cuatro grupos de primer ciclo de ESO (1ºB, 1ºC, 2ºA y 2ºC), convocándolos a una reunión para explicarles la experiencia que pensábamos realizar y pedirles su colaboración como voluntarios, dándoles detalles de su función en los grupos interactivos. Vinieron 12 padres a la reunión y todos menos uno, aceptaron ser voluntarios, el 10% de los convocados.

Para explicar a los voluntarios (2 madres y 4 estudiantes del máster) las actividades nos reunimos la hora anterior a la primera sesión de GI con 1º B. Las madres estaban muy nerviosas pensando que no sabrían estar a la altura, les explicamos que los mejores voluntarios son los que no saben hacer las actividades, ya que se trata de dinamizar, no de dar la solución.

Se prepararon 3 actividades de repaso sobre los temas de Egipto, Grecia y Roma y los alumnos se repartieron en 6 mesas de 4 alumnos, de esta manera cada grupo de alumnos realizó 3 actividades distintas. Vimos (voluntarios, alumnos y profesores) como la primera sesión con 1ºB en clase de CCSS fue un éxito por la cantidad de actividades que realizaron, porque no hubo que llamar la atención a nigún alumno y porque todos estaban animados y motivados .

También se hicieron GI con la clase de 1ºC. Se diseñaron 3 actividades para 3 mesas de 4-5 alumnos para repasar el tema de “Las plantas con flor”. Vinieron dos madres y un padre para hacer de voluntarios para los 14 alumnos. También en este grupo vimos como los alumnos trabajaban muy motivados, sin problemas de conducta y a un ritmo superior al de otras ocasiones en las que se organizan en grupos para trabajar en equipo.

Este curso ha sido el comienzo de abrir las clases a las familias y a la comunidad, el curso próximo tenemos pensado hacerlo de manera periódica y sistemática.

   

Conclusiones de los grupos interactivos en el IES Altaia

  

Los alumnos, al haber una persona voluntaria que dinamiza en cada grupo:  

  • Están más motivados cuando hay adultos voluntarios en clase
  •  Trabajan mayor cantidad de actividades y lo hacen con más interés 
  •  Hablan y se escuchan para llegar a acuerdos y escribir en sus libretas 
  • Todos aprenden, los que acaban antes ayudan a los que tienen dificultades, a veces la explicación de un compañero que acaba de aprender les llega más fácil que la del profesor. El alumno que explica también aprende al poner en marcha mecanismos cognitivos para poder explicar. 
  • Desarrollan un diálogo de igual a igual que hace posible el aprendizaje dialógico. 

Los profesores que tienen en la clase a varios adultos de la comunidad educativa: 

  •  Se hace preguntas sobre su tarea docente 

  • Se plantean actividades abiertas que fomenten el diálogo igualitario entre los alumnos y entre el voluntario y los alumnos 

 La clase como grupo, al estar todos los alumnos en clase: 

  •  Se desarrollan actitudes de solidaridad e igualdad 

  •  Mejora el ambiente de clase, hay menos conflictos

  • Las familias y la comunidad: 
  •  Al entrar en las aulas y participar de la educación de sus hijos, se sienten parte y dan sentido a la escuela. Los alumnos (sobretodo los que son rechazados por el sistema educativo) también encuentran sentido a la escuela.

El instituto al recibir a las familias se abre a la realidad, a la comunidad y se transforma. ¿Conseguiremos hacer una educación emancipadora que ayude a cambiar la sociedad? ¿O será solo un sueño?

 

 

 

 

 

 

 

(1) "Una experiencia de educación inclusiva en el IES Altaia: dos profesor@s en el aula" (redires.net/?q=node/1321

(2) Aubert, A.; Flecha, A.; García, C.; Flecha, R.; Racionero, S. (2008). Aprendizaje dialógico en la Sociedad de la Información. Barcelona: Hipatia Editorial.

(3) Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 67 (2010) http://aufop.com/aufop/uploaded_files/revistas/1268689288.pdf 

La escuela que proponemos

Buscar

ETIQUETAS

Contacta 

¡Suscríbite!

Comentarios recientes